El White Russian es un cóctel sencillo de preparar que surge como una variante del clásico cóctel Black Russian, pero, dándole un toque «blanco», gracias a la nata líquida o leche que se echa en el último paso de su preparación.

Cóctel White Russian

La receta del cóctel White Russian no es de tradición rusa, a pesar de contener el nombre «Russian» en su nombre, ya que, nace como una extensión del clásico Black Russian, tampoco de origen ruso. Este cóctel se clasifica dentro de los cócteles de sobremesa, ideales para tomar después de comer, al asemejarse, en cierta medida, a un café tradicional.

Ingredientes de la receta del cocktail White Russian

  • 30 ml de Vodka o 2 partes de Vodka
  • 15 ml de licor de café o 1 parte de licor de café
  • 60 ml de leche condensada o nata líquida o 4 partes de leche.
  • Cubitos de hielo

Comprar ingredientes principales para hacer un White Russian

Guía de mejores vodkas

Licor café

Preparación: Cómo hacer cóctel White Russian

  1. La forma de preparar un White Russian cóctel es muy simple, ya que, requiere de muy pocos ingredientes para la realización. Lo primero que hay que hacer es preparar un vaso corto, pudiéndose usar otro tipo de vaso, y, llenarlo con cubitos de hielo.
  2. Para comenzar, se agrega el vodka, en una cantidad que será de 2 partes de vodka frente a una parte de licor café. En este caso, la proporción es similar a la del Black Russian.
  3. A continuación, se vierte el licor de café con suavidad, haciendo que se mezcle de manera progresiva con el vodka que se ha agregado previamente. La nata puede agitarse antes de echarse, para conseguir aún más espesor en la receta.
  4. Por último, se echan las cuatro partes de leche condensada o nata líquida, muy lentamente, para que, de esta manera, pueda flotar sobre la parte superior del vaso.
Cocktail White Russian

Consejos a tener en cuenta para hacer un White Russian cóctel

A la hora de preparar un cóctel White Russian se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones que ayudarán a mejorar la preparación del mismo. Por un lado, tanto el Vodka como el licor de café, no requieren de una marca específica, pudiéndose utilizar cualquier variedad disponible, siempre que sean bebidas de calidad certificada.

Por otro lado, la leche condensada o nata líquida, parte esencial del cocktail, debe servirse a temperatura ambiente, no calentándose previamente. En caso de no disponer de nata líquida o leche condensada, puede utilizarse leche normal, aunque el espesor no será tan fuerte. Por otro lado, algunas variantes utilizan leche de cabra, batido de chocolate, horchata de chufa o crema de leche.

Se recomienda también tomar la bebida en unas pocas horas, para evitar que se corte, ya que, al tener una combinación tan variada de bebidas, puede ponerse mala si la dejamos demasiado tiempo.

Origen del cóctel White Russian

La primera mención que se tiene de este cóctel, se puede ver en un periódico del año 1965 de California, con una referencia a la receta, utilizando crema en lugar de nata líquida o leche condensada. Esta receta aparecía como una variante del Black Russian original, nacido años antes en 1949.

No obstante, la gran popularidad de este cóctel comienza en el año 1998 de la mano de la exitosa película de «El gran Lebowski». En esta película, Jeff «The Dude» Lebowski, personaje protagonista interpretado por Jeff Bridges, tiene en este combinado su bebida favorita. Por otro lado, también apareció en la olvidable película de Catwoman, en la que Halle Berry pide un White Russian sin hielo, sin vodka y sin licor café, quedándose por tanto en simplemente leche.

¿Con qué acompañar este singular White Russian?

El White Russian es una bebida destinada principalmente a la sobremesa, pudiendo verse como un sustitutivo del café, al tener un sabor parecido, conteniendo licor de café y leche condensada. Por ello, es muy habitual pedir uno de estos cócteles al finalizar una comida en un restaurante.

Asimismo, esta bebida puede tomarse también durante un aperitivo de media tarde, acompañándose con pastas, galletas, bombones, chocolate o demás productos derivados del cacao. Al tratarse de una bebida dulce, con una importante cantidad de alcohol, se recomienda no abusar de ella, tomando únicamente un par de vasos.