Los amantes del Gin-tonic son muchos alrededor del mundo, pero, cuando hablamos de cócteles con ginebra, el Tom Collins es uno de los más populares. Este cóctel, ideal por su capacidad para refrescar los días calurosos de verano, es uno de los más característicos que existe con esta bebida alcohólica, teniendo una fácil preparación, y, un sabor ideal.

El Tom Collins es una bebida principalmente veraniega, aunque puede consumirse durante todo el año. A pesar de llevar ginebra, este combinado cuenta un bajo contenido alcohólico, pudiéndose disfrutar como un refresco. Por tanto, resulta una bebida ideal para compartir con la familia y amigos durante una jornada al aire libre. Los expertos recomiendan usar un Vaso Collins, el cual es parecido a la típica copa, pero, con un poco más de tamaño. No obstante, dado que es una mezcla sencilla que no requiere necesariamente de coctelera, puede utilizarse prácticamente cualquier vaso. Ahora, te vamos a contar cómo hacer un Tom Collins.

Ingredientes de la receta del cocktail Tom Collins

  • 50 ml de Ginebra o 1 parte de Ginebra
  • 100 ml de zumo de limón o 2 partes de zumo de limón
  • 100 ml de Soda o 2 partes de soda
  • 1 cucharada de azúcar
  • Varios cubitos de hielo
  • 1 rodaja de limón
  • Una guinda para decorar

Comprar ingredientes principales para hacer un Tom Collins

Guía de mejores ginebras

Preparación: Cómo hacer cóctel Tom Collins

  1. Para comenzar, se prepara un vaso collins para este combinado, y, se echa el zumo de limón, la ginebra, y, una cucharada de azúcar para dar un sabor dulce a este cóctel. o cualquier vaso alto colocamos el zumo de limón, la cucharada de azúcar, la ginebra y removemos bien para diluir el azúcar. 
  2. A continuación, se remueve suavemente con una cuchara, haciendo que el azúcar se diluya en la mezcla de manera homogénea, para dar el mismo sabor a toda la copa. En caso de disponer de coctelera, se pueden realizar ambos pasos de manera simultánea, haciendo la mezcla con una coctelera.
  3. En tercer lugar, se añaden 3-4 cubitos de hielo, haciendo que de esta manera se pueda servir la bebida fría durante el verano.
  4. Por último, se añade la soda, lentamente, para que se mezcle progresivamente con el resto de ingredientes de este Tom Collins, siendo una bebida preparada en unos pocos minutos.
  5. Para decorar, se puede añadir una rodaja de limón, tanto colocándola sobre la superficie del vaso, como en el interior. Asimismo, una guinda o cereza le da un toque distintivo a este preciado combinado.

Variaciones de la receta del Tom Collins cóctel

La receta del Tom Collins puede sufrir diferentes modificaciones y cambios, principalmente al cambiar el alcohol que utilizamos como ingrediente base. Alguno de los cócteles que nacen a partir de esta bebida son:

  • Juan Collins: Para la elaboración de este cóctel se sustituye la ginebra por tequila, dándole un toque más fuerte.
  • Vodka Collins o Comrade Collins: En esta nueva variante, como su propio nombre indica, se añade vodka en lugar de ginebra.
  • John Collins: El ingrediente principal que tiene la variante John Collins es el Whisky, siendo un sustituto con mayor sabor propio que la ginebra.
  • Phil Collins: Un trago muy característico en países como Chile y Perú, que sustituye la ginebra por Pisco, un aguardiente de uvas similar al coñac.
  • Brandy Collins: Los amantes del Brandy tienen en esta variante una oportunidad de usar su bebida fetiche, al ser el sustituto seleccionado de la ginebra.

Consejos a tener en cuenta para hacer un Tom Collins

A la hora de preparar un Tom Collins, se deben tener en cuenta una serie de consideraciones importantes para conseguir el resultado más sabroso de este preciado cóctel de ginebra. En primer lugar, al ser una bebida que se sirve muy fría, por lo que, si quieres tener un resultado aún más refrescante, puedes optar por guardar un vaso en el congelador. Para ello, moja un vaso con agua, y, mételo durante una hora en el congelador, haciendo de esta manera que se congele.

Como sucede con el gin-tonic clásico, la marca de ginebra no es específica, pudiéndose utilizar cualquier marca de ginebra del gusto del consumidor, eso si, siempre siendo una marca de calidad certificada. En caso de no disponer de soda, puede optarse por agua con gas, algunas variantes de aguas con sabor o incluso alguna variedad de té. Estas opciones son ideales para marcar incluso un distintivo al combinado, ofreciendo un sabor más llamativo a la mezcla.

Por otro lado, en caso de disponer de coctelera, se puede optar por realizar la mezcla en una, haciendo que la ginebra, el zumo de limón y el azúcar se mezclen más rápido. En este caso, es importante remarcar que la soda no se mezcla dentro de la coctelera, echándose al final, como sucede con los pasos especificados en la receta.

Historia del cóctel Tom Collins

Como suele suceder con la gran mayoría de cócteles, el origen del cocktail Tom Collins está lleno de mitos y muchas versiones, no siendo ninguna de ellas 100% contrastada como la versión original de este combinado. Una de las teorías más populares sobre la creación de este cóctel dice que debería llamarse John Collins, que fue el nombre de su creador, el cual lo creó en 1890 en Londres. Este barman, John Collins, elaboró este combinado con una singular ginebra llamada Old Tom, y, la combinación de ambos factores acabo derivando en su nombre, Tom Collins.

Por otro lado, una divertida teoría habla de «La gran farsa de Tom Collins de 1874», en la que dos amigos hablan, diciendo uno al otro que un tal «Tom Collins» está realizando comentarios sobre él, saliendo el sujeto en busca de este ficticio personaje.

Una nueva versión, más aceptada que las anteriores, es que este trago tiene un origen americano, ya que la receta salió publicada en un manual de Barmans de 1876, con el mismo nombre y los mismos ingredientes. Por tanto, al ser un manual que lleva cierto tiempo de preparación, parece ser la respuesta más correcta. Otra historia del origen de este cóctel se remonta al año 1850, momento en el que un inmigrante irlandés combinó estos ingredientes para crear una bebida que lo ayudara a soportar el calor del verano en Nueva York.

Como se puede ver, el Tom Collins tiene un sinfín de historias sobre su origen, sin poder determinar cual es la verdadera. Lo que si está claro es que es un cóctel que aparece en numerosas ocasiones en películas, novelas y series. Algunas apariciones de este cóctel pueden verse en series como Mad Men o Masters of Sex, y, películas como Meet the Parents o Chinatown.

¿Con qué acompañar este delicioso Tom Collins?

Una de las mejores opciones para acompañar un Tom Collins es con unas tapas. Esta mezcla de ginebra con zumo de limón es perfecta para cualquier aperitivo que pueda tomarse a media tarde, siendo ideal para degustarlo con tapas frías y calientes. Asimismo, también es una bebida muy recomendable para tomar de sobremesa, gracias al efecto relajante de la ginebra, o incluso de noche, siendo un combinado ideal para tomar de fiesta.

Algunos expertos en cócteles recomiendan maridar un Tom Collins con ciertos pescados o con calamares, creando una combinación única para resaltar los sabores de estos platos. Además, también es habitual tomar un Tom Collins con recetas que incluyan setas y muchas hierbas aromáticas, que puedan resaltar gracias a la fuerza de la ginebra de este combinado.