La sangría es una de las bebidas más icónicas de España, estando hecha principalmente con vino tinto, no siendo considerada como un cóctel como tal, ya que, no fue creada por un barman y no tiene una receta específica. A raíz de la popularización de la sangría, han surgido diferentes versiones, como la sangría blanca, realizada con vino blanco, o, la sangría de cava, realizada con vino espumoso, y, de la que vamos a hablar en este artículo. Esta sangría de cava es una bebida alcohólica típica de España, que se produce tanto en España y Portugal, consumiéndose en diferentes rincones del mundo. La receta original lleva cava, el vino espumoso típico de Cataluña, pero, se puede realizar también con Champagne u otros vinos.

La sangría de cava casera se ha consumido desde la primera década del siglo XIX en España, más concretamente en Cataluña, en donde se utilizan jarras de vino para servirse, incorporando diferentes frutas en el proceso de elaboración.

Ingredientes de la receta de la sangría de cava

  • Una botella de cava 
  • Zumo de limón y naranja
  • Azúcar
  • Trozos de fruta
  • Gaseosa, refrescos de naranja/limón u otras bebidas con gas
  • Hielo
  • Algún licor, de manera opcional
  • Especias, de manera opcional

Preparación: Cómo hacer cóctel sangría de Cava

  1. En primer lugar, se debe buscar un recipiente grande, ya que, se van a mezclar los diferentes ingredientes en su interior.
  2. Tras esto, toca preparar la fruta, la cuál va cortada en trozos pequeños. El tipo de fruta puede elegirse, siendo las frutas más habituales para la elaboración de la sangría de cava: Manzana, pera, naranja, limón, melocotón, fresas, melón u otras frutas de temporada.
  3. Una vez se dispone del recipiente, se echan los hielos, y, se vacía la botella de cava completa en el interior. En caso de realizarse para muchas personas, se pueden echar varias botellas.
  4. A continuación, se echa la bebida carbonatada, es decir, gaseosa o refrescos de naranja/limón, preferentemente Kas o Fanta. Durante este paso, también se añade el zumo de naranja y/o limón, en las proporciones deseadas.
  5. Una vez se echa la bebida carbonatada, se incorporan los trozos de fruta, añadiendo el azúcar, y, removiendo, hasta conseguir el sabor deseado. Se debe realizar cuidadosamente, sin romper la fruta, para que la maceración sea perfecta.
  6. Posteriormente, se agregan los licores. En este punto, los licores más habituales son Cointreau, Martini, Brandy y/o Coñac.
  7. Una vez realizado todo el proceso, se debe dejar fermentar la mezcla durante un par de horas, consiguiendo de esta manera el sabor original de esta bebida típica española. Cabe mencionar que, si se sobrepasa el tiempo de fermentación, dejándolo más de 6 horas, es muy probable que las frutas se oxiden, pudiendo tener un sabor más fuerte.
  8. A la hora de servir la sangría, se puede añadir canela u otras especias, como clavo, hierbabuena o menta.

Consejos a tener en cuenta para hacer una sangría de cava de calidad

Como hemos comentado, la sangría de cava es una variante de la sangría original, que en lugar de utilizar vino tinto, utiliza vino blanco espumoso, principalmente Cava, al tratarse de una receta española. En caso de no disponer de Cava, puede utilizarse otra variedad de vino espumoso, pudiendo presentarse como sangría de cava, a pesar de no tener esta bebida como tal.

Por otro lado, se recomienda utilizar zumo de naranja y/o limón natural. Para ello, es necesario comprar un exprimidor eléctrico de calidad, que permita extraer todo el jugo de estas frutas. Existe también la posibilidad de usar otros zumos, como zumo de piña, zumo de manzana o zumo de pera. En estos casos, al tratarse de frutas más difíciles de exprimir, debe utilizarse una batidora.

Con respecto a las bebidas carbonatadas, deben ser compatibles con los zumos utilizados, siendo las mejores elecciones los refrescos de naranja y limón. Por otro lado, también puede usarse gaseosa, soda o casera, bebidas más neutras, que servirán para amplificar el sabor de la fruta. Los licores seleccionados dan un toque distintivo a este cóctel de sangría de cava, aunque también pueden añadirse alcoholes más fuertes, como vodka, ginebra o ron.

Por último, cabe mencionar que la variedad de frutas que se pueden usar es ilimitada, ya que, se puede añadir cualquier fruta, además de las comentadas en esta receta. Asimismo, las especias finales, sirven para conseguir un acabado personalizado a la receta.

¿Con qué acompañar esta deliciosa sangría de cava?

La sangría de cava es una bebida que se toma en grandes cantidades, sirviéndose a través de una jarra, que deja ver los trozos de fruta empleados en la receta. Al tratarse de una bebida con fruta natural, zumos exprimidos a mano y azúcar, el sabor es muy dulce, siendo un perfecto acompañante para las noches de verano.