Si debemos de hablar de un cóctel típico para beber con amigos ese es el Mojito, un cóctel de origen cubano que incluye ron, menta, azúcar, lima y mucho hielo, todo ello combinado en un vaso. Se trata de un cocktail muy reconocible, sobre todo cuando está bien preparado, pudiendo ver las hojas de menta dispersas entre el hielo picado, y, el característico color grisáceo y verdoso del combinado.

De forma resumida podríamos decir que el Mojito es un cóctel perfecto, pero, como cualquier cosa, es perfecto si se prepara correctamente, teniendo en cuenta todos los pasos, y, utilizando ingredientes de calidad. A continuación, te enseñaremos la receta original de como preparar mojitos. Se debe decir que con el paso de los años se han creado multitud de versiones de esta popular bebida, pero, en todas las variantes, se mantiene la esencia original de este combinado.

Ingredientes de la receta del cocktail Mojito

  • 40 ml de ron blanco o 2 partes de ron
  • 20 ml de zumo de lima o 1 parte de zumo de lima
  • 40 ml de soda o 2 partes de soda
  • 2 cucharadas de azúcar (posibilidad de azúcar moreno)
  • Unas hojas de menta (posibilidad de hierbabuena)
  • Varios cubitos de hielo para hacer hielo picado
  • Un par de limas
  • Unas gotas de amargo de angostura de manera opcional

Preparación: Cómo hacer un cóctel Mojito

La receta de Mojito se suele preparar directamente en el vaso de Mojito, por lo que, se recomienda disponer de un vaso frío para servir. Para ello, puede guardarse un vaso mojado con agua en la nevera o el congelador durante 15-30 minutos, consiguiendo de esta manera un vaso perfecto para degustar un rico mojito.

  1. Para comenzar, se echan en un vaso las dos cucharadas de azúcar, así como las hojas de menta, y, unos trozos de lima, o, un poco de zumo de lima. Esta mezcla se machaca con un mortero, buscando combinar al máximo los ingredientes, y, logrando extraer el jugo, quedando impregnado en el vaso.
  2. A continuación, se echa el resto del zumo de lima, y, se remueve suavemente con una cuchara mezcladora los ingredientes.
  3. Tras esto, una vez la lima ya ha cogido la intensidad de los ingredientes, se procede a echar el hielo picado, haciendo que cubra casi la totalidad del vaso, dejando un par de centímetros con respecto al borde.
  4. El siguiente paso consiste en echar el ron blanco, en una proporción del doble de la lima echada previamente.
  5. Tras remover el vaso nuevamente, consiguiendo de esta manera que el ron y la lima se mezclen, se procede a echar más hielo, cubriendo la totalidad del vaso.
  6. Para finalizar, se llena de soda, se echan unas gotas de amargo de angostura, y, se decora con varios trozos de lima.

Consejos para hacer el mejor Mojito del mundo

A la hora de preparar un Mojito de calidad, son muchas las maneras que podremos encontrar en internet, siendo esta receta una de las más sencillas de realizar. No obstante, a la hora de hacer el mejor mojito del mundo, deberemos considerar una serie de consejos, recomendaciones y trucos para conseguir un resultado excelente.

En primer lugar, la preparación previa del vaso es primordial para conseguir un sabor refrescante y duradero. Por ello, poder disponer de un vaso fresco, que ha sido enfriado previamente es un matiz que suma muchos puntos a este combinado.

Con respecto a los ingredientes, se recomienda utilizar un ron de calidad, y, preparar zumo de lima natural, consiguiendo de esta manera un sabor natural. En caso de querer hacer un buen zumo, te recomendamos usar un exprimidor eléctrico de gran potencia. En caso de querer dar un sabor algo más amargo al combinado, puedes echar unas gotas de amargo de angostura, consiguiendo un matiz único para este cóctel.

La receta original del mojito llevaba hojas de hierbabuena, siendo más habitual el uso de menta en la actualidad. En cualquiera de los casos, machar las hojas con el azúcar y el zumo de lima o limón es vital para extraer todo el sabor a este mojito.

Historia del cóctel Mojito

El origen del Mojito tiene una historia bastante particular, siendo un cóctel originario de Cuba que se realiza con ron como bebida alcohólica base. La historia del Mojito comienza en el siglo XVI, momento en el que un pirata corsario de apellido Drake preparó un «proto-mojito», a base de aguardiente, azúcar, lima y diferentes hierbas. Esta singular mezcla combatía el calor, servía como remedio para ciertas enfermedades, y, ofrecía un sabor refrescante y reconfortante.

No obstante, la historia del Mojito original nos lleva a La Habana, derivándose de la palabra «mojo», una palabra africana que se podría traducir como bolsa de especias. No obstante, en otras historias, deriva simplemente del término mojado, un diminutivo que haría referencia al carácter refrescante de este cóctel, que permanece «mojado», gracias principalmente a la gran cantidad de hielo triturado que posee. Lo que si podemos suponer es que en la década de 1860, el aguardiente dejó paso al ron, y, la receta del Mojito se estableció en la isla de Cuba, ganando gran popularidad de manera rápida, comenzando a extenderse su receta por todo el mundo. 

¿Con qué acompañar un Mojito?

El Mojito, la bebida que nunca sabes si has terminado, debido a la gran cantidad de hielo que posee, que se va derritiendo, dejando siempre algo más de líquido en el fondo del vaso, es uno de los cócteles más populares y refrescantes del Verano, siendo habitual en fiestas, zonas de playa, bares y discotecas. En muchos casos, encontrar un buen mojito es complicado, pero, una vez que se encuentra un buen mojito hay que saber con que acompañarlo.

En el caso de una fiesta, el Mojito es fácil de acompañar, ya que, con buena música, amigos y buen ambiente tendrá todos los ingredientes necesarios para ser perfecto. Por otro lado, si quiere acompañar el Mojito con algo para picar durante un aperitivo, se recomiendan los productos salados, consiguiendo de esta manera una antítesis de sabores.