El cóctel Gimlet es uno de los combinados más antiguos que existen, así como uno de los más sencillos de preparar. Se trata de un cocktail de que contiene pocos ingredientes, muy identificables, siendo de los tragos más representativos del mundo.

Como se puede ver, los pocos ingredientes que requiere la preparación del Gimlet cocktail hace que existan diferentes variaciones al cambiar la bebida principal. En términos generales, podemos hablar de un Vodka Gimlet al sustituir la ginebra por vodka, o, un daiquiri, si se usa ron. El nombre del cóctel, Gimlet, con historia británica como el cóctel, puede deberse a diversas historias, las cuáles trataremos en el apartado de origen.

Ingredientes de la receta del Cocktail Gimlet

  • 100 ml de ginebra o 2/3 de ginebra
  • 50 ml de zumo de lima o 1/3 de zumo de lima
  • Un toque de soda, opcional
  • 1 rodaja delima

Comprar ingredientes principales para hacer un cóctel Americano

Guía de mejores ginebras

Preparación: Cómo hacer cóctel Gimlet

La preparación para hacer un Gimlet es muy simple, ya que, como vemos, el número de ingredientes es muy limitado, y, se puede preparar en pocos minutos. Cabe mencionar que existen diferentes recetas adicionales para preparar un Gimlet.

  1. En primer lugar, se añaden los ingredientes dentro de una coctelera o de un vaso mezclador, primero la ginebra, luego la lima, y, por último el toque de soda.
  2. A continuación, se agita durante 15-30 segundos en el caso de coctelera, o, se mezcla con una cuchara de cócteles en el caso de un vaso tradicional.
  3. Tras esto, se vierte el contenido en un vaso con un par de hielos, y, se decora con un par de rodajas de lima.

Algunas recomendaciones adicionales

A pesar de ser una receta muy simple, existen diferentes consideraciones a tener en cuenta para hacer un Gimlet. En este apartado, trataremos una serie de consejos, recomendaciones y trucos para preparar el mejor Gimlet. En primer lugar, para obtener un excelente resultado, es aconsejable emplear la Ginebra y el zumo de lima muy fríos, pudiendo optar también por enfriar el vaso previamente.

Por otro lado, ya que se trata de una bebida de poca complejidad, y, con ingredientes fáciles de encontrar, es fácil disponer de todos ellos y realizar el combinado en pocos minutos. En caso de no disponer de zumo de lima, se puede preparar con zumo de limón, y, si no se cuenta con una botella de ginebra, es también bastante típico el Vodka Gimlet, preparado con esta otra bebida.

La forma de preparar el Gimlet es muy variada, ya que, tanto las proporciones como los ingredientes adicionales pueden variar. Un ejemplo claro se puede ver en la novela de Raymond Chandler del año 1935 «The long Goodbye», en la que el protagonista decía que un Gimlet debe tener mitad de ginebra y mitad de zumo de lima. Algunas recetas complementarias añaden sirope de azúcar, reduciendo la cantidad de lima, y, eliminando la soda.

Origen del Gimlet

El Gimlet es un cóctel británico que nace en el Siglo XIX, con un origen bastante particular, una historia muy llamativa, y, un nombre del que se cuestiona su procedencia. En ciertos escritos se habla de que el término Gimlet hace referencia a la propia barrena de mano, en inglés literalmente, gimlet, una herramienta que se utiliza para realizar pequeños agujeros. Esta herramienta, usada principalmente en madera, se asemeja a un sacacorchos, y, se relaciona al efecto perforador de este combinado.

Por otro lado, también se habla de Thomas Gimlette, un afamado cirujano y almirante, que se supone que agregó un toque de lima a la ginebra, para que, de este modo, los soldados de la Marina Real de las Fuerzas Armadas británicas pudiesen combatir el escorbuto y otras enfermedades en los largos viajes navales. En épocas anteriores, era habitual disponer únicamente de ginebra para estos casos, pero, con el toque de lima, se consiguió un sabor más suave.

¿Con qué acompañar este delicioso Gimlet?

Acompañar un Gimlet es bastante sencillo, ya que, al ser un combinado similar a un Gintonic, puede disponer de platos similares. Para conseguir una perfecta armonía entre un cóctel y la comida, se busca potenciar el sabor de ambos elementos, y, por ello, los cócteles frescos con un toque aromático son ideales para carnes y pescados, es decir, comidas saladas.

Cada versión del Gimlet tiene matices diferenciables, que combinan de manera satisfactoria con platos concretos. Además, es un combinado perfecto también para disfrutar de un aperitivo o una fiesta, siendo fácil de preparar tanto por barmans profesionales, como por personas que se estén iniciando en la coctelería.