El Dry Martini, Martini Seco o simplemente Martini es uno de los cócteles más representativos del mundo, gracias a James Bond, entre otros muchos personajes. Este cóctel, que a pesar de los años nunca deja de pedirse, es un clásico refinado, tomado habitualmente en una copa especial a la que le pusieron su nombre, y, que cuenta hasta con su propia decoración elegante, una bella aceituna en un palillo, que tantas veces se ha mostrado en el mundo del cine.

Aunque, no se trata de un cóctel difícil de preparar, si son importantes las proporciones para conseguir obtener el característico sabor del combinado. Por ello, en este artículo veremos todos los detalles sobre el icónico Martini Seco o Dry Martini.

Ingredientes de la receta del Cocktail Dry Martini

  • 60 ml de Ginebra o 3 partes de Ginebra
  • 20 ml de Vermut blanco seco o 1 parte de Vermut blanco
  • Una piel de limón
  • Una aceituna verde
  • Varios hielos

Comprar ingredientes principales para hacer un Dry Martini

Guía de mejores ginebras

Vermut Blanco

Preparación: Cómo hacer un Martini seco o Dry Martini

A continuación, te mostraremos como se prepara el cóctel Dry Martini según la receta oficial de la Asociación Internacional de Bartender en 5 sencillos pasos.

  1. En primer lugar, se debe preparar la copa de Martini, enfriándola, ya que la bebida se sirve sin hielo. Para ello, se puede optar por introducir la copa en la nevera o congelador durante unos minutos, o, por colocar unos hielos en la misma, los cuáles deberán ser removidos antes de echar los ingredientes.
  2. A continuación, en otro vaso se debe introducir los ingredientes en las proporciones mencionadas, así como varios hielos.
  3. A continuación, se remueven los ingredientes durante 15-30 segundos con una cuchara mezcladora, consiguiendo que se obtenga una mezcla homogénea del combinado.
  4. Para servirlo en la copa de Martini, se deben quitar primero los hielos de la misma, y, perfumarla ligeramente con la piel del limón, retorciéndola suavemente por los bordes.  Tras esto, se filtra el contenido de la mezcla, evitando que caigan los hielos en el interior.
  5. Por último, para decorar el Martini Seco se coloca la típica y clásica aceituna, sin hueso y sin relleno, en el interior del vaso. Habitualmente se coloca una única aceituna, pero, se pueden colocar un par de ellas también.

Consejos a tener en cuenta para hacer un Martini Seco - Curiosidades del cóctel

El Martini es uno de los cócteles más imponentes de la historia, existiendo desde hace más de 100 años, y, siendo una de las bebidas más características de la historia del cine. Por ello, existen muchas consideraciones a la hora de hacer el mejor Martini Seco. Uno de los detalles más característicos del Martini puede verse en la saga de James Bond de Ian Fleming, en la que el protagonista siempre recalca la forma en la que quiere el Martini: «Agitado, no revuelto». No obstante, esta bebida sería más bien un Bradford, ya que, el Martini se caracteriza por ser revuelto, no agitado, para hacer que la bebida repose suavemente, aunque, para los paladares normales, los matices son prácticamente inapreciables.

Con respecto a las variantes de este popular cóctel, existen opciones para prepararlo con Martini, llamándose Vodka Martini, siendo la receta original de la que deriva el Martini Seco clásico. Asimismo, también se puede sustituir la aceituna clásica por una cebollita, o, decantarse por una cereza/guinda, utilizando en dicho casi Vermut Rojo, y, considerándolo un «Martini Dulce».

Origen del Martini Seco - Dry Martini

La historia de la creación del Martini Seco es variopinta y dudosa, con diversas leyendas y anécdotas sobre su posible creación. Muchos suponen que el nombre de este cóctel se debe al mismo Vermut Martini. En este caso, en el año 1863, un productor de Vermut italiano que se llamaba Alessandro Martini saco al mercado su propio producto con su apellido, y, este se volvió rápidamente su marca, Martini. 

Sin embargo, hay otras versiones sobre el lugar donde se origina este coctel, como que el creador pudo haber sido el Sr. Martini, un jefe de barra o barman principal de la sala Knickerbocker Club en la ciudad de Nueva York. Otros historiadores lo relacionan también a un tal Sr. Martínez, que pudo haberlo creado a finales del siglo XIX en Boston, siendo también una historia distinta.

Lo que si se sabe es que, al finalizar la Ley Seca en EEUU, Roosevelt se preparó un Martini Seco en la Casa Blanca para comenzar su mandato. Asimismo, tal era la afición de este presidente por esta bebida, que se la llegó a ofrecer a Stalin. Otros famosos mandatarios como Churchill o Hemingway también gustaban de degustar este combinado.

¿Con qué acompañar este delicioso Dry Martini?

A pesar de parecer un cocktail sofisticado y reservado únicamente para personas de clase alta, debido a que se toma en una copa especial, y, puede verse en películas y series de éxito, el Martini Seco es un cóctel para todos los públicos, eso si, mayores de edad, al contener un alto porcentaje de alcohol. El acompañamiento principal que puede darse a este cóctel serían quesos, frutos secos y determinados postres.

Por ello, es bastante habitual realizar una degustación de quesos con un Martini, consiguiendo amplificar el sabor de estos productos lácteos. Asimismo, el Martini Seco puede tomarse en un aperitivo, siendo una bebida ideal para los fanáticos de la sobremesa o el brunch.