El Black Russian es un cóctel simple pero elegante que resulta toda una delicia para el paladar, siendo uno de los cócteles más utilizados para degustar un aperitivo o tomar después de una comida. Este cóctel Black Russian debe su nombre a que contiene vodka, la bebida por excelencia de Rusia, y a su característico color oscuro, logrado con el licor de café que se incorpora.

La receta del cóctel Black Russian es sumamente sencilla de preparar, debido a que no se requiere de una coctelera para mezclar el combinado, y, consta únicamente de un par de ingredientes necesarios. La recomendación para hacerlo es que se sirva directamente en un vaso corto o de Old-Fashioned.

Ingredientes de la receta del cocktail Black Russian

  • 30 ml de Vodka o 2 partes de Vodka
  • 15 ml de licor de café o 1 parte de licor de café
  • Cubitos de hielo
  • Una guinda o cereza para decorar (opcional)
  • Refresco de cola (en caso de querer reducir la cantidad de alcohol)

Comprar ingredientes principales para hacer un Black Russian

Guía de mejores vodkas

Licor café

Preparación: Cómo hacer cóctel Black Russian

  1. La preparación de este delicioso cóctel es muy sencilla. En primer lugar, se debe preparar un vaso corto, aunque también se puede realizar en un vaso largo o copa, con un par de cubitos de hielo.
  2. Para comenzar, se agrega el vodka, teniendo en cuenta que se echará el doble de Vodka que de licor café, siendo de las pocas recetas en las que la bebida principal tiene más cantidad que la suave. Cabe mencionar que ambas bebidas son bebidas alcohólicas, siendo un cóctel con bastante alcohol, pero, a su vez, de sabor suave.
  3. A continuación el licor de café y revolver suavemente para compactar la mezcla.
  4. De manera opcional, se puede agregar una guinda o cereza como decoración, y/o, añadir refresco de cola para reducir la cantidad de alcohol de este cóctel.

Consejos a tener en cuenta para hacer un Black Russian cóctel

A la hora de preparar un cóctel Black Russian se deben tener en consideración una serie de consejos importantes para conseguir el mejor resultado posible. En primer lugar, cabe mencionar que el tipo de tequila no es vital, pudiéndose utilizar cualquier tequila, siempre que sea de cierta calidad para dar a la mezcla un sabor único.

En cuanto al licor de café, o, licor café, se recomienda el uso de marcas de calidad, como los licores café tradicionales que pueden encontrarse en Galicia. Dentro de la Comunidad Autónoma de Galicia, más concretamente en las inmediaciones de la ciudad de Orense, se puede encontrar uno de los mejores licores café del mundo.

Por otro lado, los que quieran degustar esta bebida con una menor graduación, ya que, tanto el vodka como el licor café tienen una alta cantidad de alcohol, pueden rebajar la mezcla con bebida de cola, ya sea Coca-Cola o Pepsi. En este caso, el cóctel es popularmente conocido como «Dirty Black Russian», al «mancharse» con una bebida no alcohólica.

Origen del cóctel Black Russian y variaciones

La historia de este cóctel es bastante confusa, sin tener constancia real de cuando se preparó por primera vez y quien fue el autor. No obstante, se considera a Gustave Tops, un barman de un hotel de Bruselas, como el creador del Black Russian. La historia dice que este barman lo preparó por primera vez en honor a Parle Mesta, embajadora estadounidense en Luxemburgo entre los años 1949 y 1953.  

En aquella época, era conocido que Mesta fue cliente habitual del Hotel Metropole en Bruselas, y acudía con regularidad al bar donde trabajaba Tops. A este barman se le ocurrió mezclar el Vodka, licor tradicional ruso por excelencia, con un licor de café oscuro que era muy popular y apreciado en dicha época.

Con el paso del tiempo, han aparecido otras variantes del Black Russian que sustituyen el licor de café por otra bebida. Algunos ejemplos son el Red Russian, en el que se cambia el licor de café por brandy de cereza, o el Green Russian, que resulta de reemplazar el licor de café por Crema de menta. Asimismo, algunas variaciones se vuelven incluso tan conocidas y relevantes como el propio Black Russian, como el caso del White Russian, en al licor de café se le añade nata líquida o crema.

¿Con qué acompañar este delicioso Black Russian?

El Black Russian es una bebida dulce pero no demasiado empalagosa, al no contener ninguna clase de zumo de frutas. Por ello, el combinado consigue un exquisito sabor, ideal para los amantes de las bebidas con sabor a café. Este cóctel Black Russian es apropiado para ser degustado durante un rico aperitivo, o para disfrutar relajadamente después de la comida, alargando una agradable sobremesa.

Como has podido ver, la preparación es muy sencilla, pudiéndose hacer en pocos pasos y sin necesidad de demasiados ingredientes. Algunos platos interesantes que combinar con este cocktail son las pastas, galletas, el chocolate u otros derivados del cacao o el helado. Se trata de un combinado perfecto para tomar a media tarde.

Solo es cuestión de que te decidas a preparar esta receta, y en cuestión de unos minutos ¡estarás disfrutando de un cóctel verdaderamente excepcional! y lo mejor de todo, ¡preparado por tus propias manos!